C/ Angel Quintanilla Ulla 1; Portal 9-2  B 06011 Badajoz

+34 924 24 72 81

SIBO: ¿Malas bacterias intestinales?

Los investigadores más punteros están hoy día convencidos que numerosas enfermedades encuentran su origen en el fondo del intestino delgado. ¿La causa?. Una polución bacteriana que los científicos anglosajones llaman S.I.B.O. Se podría detener gracias a un protocolo desconocido aun en España.

No pasa un día sin que un medio nos hable de nuestra macrobiótica. Viene a ser un sujeto “fetiche” para los nutricionistas y aquellos que nos explican como nutrirse bien.

Se afirma que es importante de comer muchos vegetales, fibras, frutas etc. Los productos lácteo fermentados van viento en popa, Casi a diario aparece un nuevo probiótico.

Pero, numerosas personas se sienten mal comiendo la mayor parte de estos alimentos sanos. Sufren de alteraciones digestivas diversas ,hinchazón, eructos, flatulencias, reflujos ácidos, dolor abdominales, diarreas…e incluso alteraciones diversas mal definidas como fatigas inexplicables, alteraciones cognitivas, estados ansiodepresibles, intolerancias alimentarias.

La mayor parte de estas alteraciones provienen de nuestro intestinos delgado, demásiadas bacterias mal posicionadas provocan innumerables síntomas. Este exceso de bacterias en el intestino delgado se llama S.I.B.O ( Small intestinal bacterial overgrowth) que se puede traducir en francés por una polución bacteriana del intestino delgado.

50 enfermedades asociadas a esta afección del intestino delgado .

            Numerosos estudios médicos muestran que esta afección esta asociada al menos a una cincuentena de enfermedades tan diversas como la Rosácea, enfermedad dermatológica frecuente, las trombosis venosas profundas, la Fibromialgia, la Diabetes, la enfermedad de Parkinson, el síndrome de piernas inquietas o el autismo, así como otras enfermedades. Las enfermedades metabólicas como la Obesidad y el Síndrome metabólico están claramente en relación con esta proliferación bacteriana del intestino delgado, tanto en adultos como en niños.

Numerosos nutricionistas de EEUU proponen tratar  de entrada esta afección en la mayor parte de las personas obesas.

¿Colon irritable es lo mismo que SIBO?

Hoy día, la medicina reagrupa  la mayor parte de las alteraciones digestivas funcionales bajo el diagnostico de “colon irritable”. Este  síndrome afectaría al 5-10% de la población, es decir cerca de 4 millones de españoles. El síndrome de colon irritable se basa en criterios clínicos, pero sin tener en cuenta las causas, que son aun poco conocidas. La relación de colon irritable y el SIBO han sido frecuentemente constatadas.

Después de una decena de años se evoca la relación entre la fermentación del intestino delgado y el colon irritable. En los últimos años, numerosos estudios confirman esta hipótesis bacteriana mostrando la relación entre colon irritable y la presencia de una polución bacteriana en los test respiratorios. Ciertos investigadores estiman que numerosas personas que sufren de colon irritable, sufren en realidad de SIBO. Otros piensan que el SIBO representa una de las causas principales del colon irritable (alrededor del 60% de los casos de colon irritables).

Vuestro medico ignora posiblemente el S.I.B.O… O prefiere ignorarlo.

La razón de esta ignorancia son difíciles de entender cuando los estudios son cada vez más numerosos en este dominio. Y lo que es peor, numerosos gastroenteritis están cada vez más perturbados por estas hipótesis que complican su visión simplista del color irritable.

En un estudio en 2017 , los investigadores se inquietaron por la multiplicidad de causas ligadas al colon irritable : SIBO , FODMAP, Sensibilidad al gluten, intolerancia a la lactosa, etc. Se debería pronto de comprender los mecanismos complejos de las alteraciones digestivas, porque seria la manera de mejorar la cargas de los pacientes que lo sufren.

1 Cuchara = 100 mil millones de bacterias

El SIBO, es simplemente una proliferación de bacterias anormalmente numerosas en el intestino delgado. Habitualmente, la mayoría de las bacterias intestinales se encuentra en el intestino grueso. Para dar una idea, una cuchara de café de fluido del intestino delgado contiene apenas 100.000 bacterias. Nada comparado a las numerosas bacterias del intestino grueso que contienen de 10 a 100 millares de millones de bacterias. Esta diferencia proviene del echo del papel del intestino delgado que es de efectuar sobre todo la absorción y la digestión de nuestros alimentos. Además, el intestino delgado se deshace de las bacterias y de los alimentos no digeribles(fibras) empujándolos eficazmente hacia el intestino grueso. En efecto, el intestino grueso es una fabrica de fermentar fibras y en donde la biodiversidad y la cantidad de bacterias  son esenciales para nuestra salud. Es la microbiota.

Si se revierte al intestino delgado, se puede entender que una proliferación bacteriana inflamaría la mucosa intestinal e interferiría con la digestión y la absorción normal de los alimentos, y ser responsable de innumerables problemas de salud

Los principales sintomas del SIBO

Alteraciones digestivas : gas, insuflación, estreñimiento o diarrea.

Hemos visto que cuando hay demasiada bacterias en el intestino delgado, las bacterias en exceso comienzan a digerir los residuos alimentarios no digeridos. Las bacterias, fermentando estos residuos, liberan frecuentemente gas de fermentación de los cuales uno de los más habituales es el hidrógeno, y a veces el metano. Cuando el intestino esta lleno de gas los síntomas son a menudos insuflamiento, flatulencias e incluso dolor abdominal. Los dolores son debidos  a la sensibilidad del intestino a la presión. Esta sensibilidad puede ser exacerbada cuando el intestino esta crónicamente bajo presión. Se encuentra igualmente episodios de diarreas o estreñimiento. Las nauseas y los reflujos de ácidos son también frecuentes. Probablemente la presión del gas intestinal reduce el vaciamiento del estomago hacia el intestino delgado y por presión, pase el bolo alimentario hacia esófago. En tratando un SIBO, se asiste a menudo a la desaparición del reflujo gastroesofágico.

Atención a las carencias nutricionales.

Si el SIBO solo se manifiesta en alteraciones digestivas, el problema no seria muy importante. Pero si impacta sobre la mucosa intestinal, puede favorecer numerosas carencias nutricionales malas para nuestra salud. Las carencias pueden manifestarse por alteraciones de la absorción de grasas  en razón  de la capacidad de las bacterias en bloquear la actividad de las sales biliares. Así se puede provocar carencias en vitaminas liposolubles esenciales para nuestra inmunidad como la vitamina A,D o E, o mala absorción de los ácidos grasos esenciales.

La deficiencia en B12 es un problema importante con el SIBO, ya que las bacterias consumen la Vit B12 antes que el cuerpo llegue a absorberla. La B12 juega un importante papel, en la formación del ADN ,la cualidad de nuestra sangre y la salud de nuestros nervios. La falta de B12 se puede manifestar en fatiga, depresión, alteración de la memoria, anemia (megaloblastica).

El daño de la permeabilidad intestinal

Hemos visto que en dañando nuestra mucosa intestinal se vuelve más permeable, las partículas alimentaria no digeridas totalmente y los fragmentos bacterianos pueden penetrar en nuestro cuerpo, obligando al sistema inmunitario a reaccionar. Y es así que un SIBO puede estar acompañado de intolerancia alimentarias, cefaleas, dolores articulares, estado de fatiga crónica, etc. Esta impermeabilidad intestinal puede igualmente estar ligada a diversos alteración neurológicas (migrañas, autismo) o psicológicas (depresión, ansiedad).

Las consecuencias psicologicas

Tratándose de las alteraciones del humor como la depresión y la ansiedad, la causalidad es más complejas. Se sabe después de un tiempo , la importancia del eje celebro-intestino. Estados de estrés pueden influir sobre nuestro intestino. Más recientemente se ha descubierto que la comunicación cerebro-intestinal funciona en los 2 sentidos. El cerebro emocional puede perturbar al intestino, pero un intestino dañado o una microbiota perturbada pueden igualmente afectar al cerebro.

Los investigadores han demostrado, en población de personas que consultan por problemas digestivos, que existe una fuerte relación con alteraciones psicológicas como ansiedad o depresión. Los estado de ansiedad y depresión están relacionados significativamente con un SIBO.

Síntomas cutaneos

Un problema de SIBO puede manifestarse por una crisis de acné, de eccema o una erupción cutánea. Un SIBO puede favorecer problemas cutáneo de numerosas maneras, por ejemplo interfiriendo en la absorción de vitaminas y nutrimentos importantes para la piel (Vit A,E,Ácidos Grasos polinsaturados). Por otra parte, esto puede estar en relación con la impermeabilidad intestinal e igualmente con la modificación de la microbiota intestinal pudiendo alterar la flora cutánea y favoreciendo los estados inflamatorios locales.

Alteraciones de la motilidad intestinal

Uno de los papeles importantes del intestino delgado es el de deshacerse de los residuos alimenticios no digeridos (fibras), y de las bacterias, empujándolos hacia el intestino grueso. Por lo tanto todo lo que impide la limpieza natural del intestino delgado favorece un SIBO. Esta limpieza depende de la motilidad intestinal, es decir de los movimientos propulsivos y rítmicos del MMC (Migrating Motor Complex). En ciertas condiciones, este sistema motor migratorio es insuficiente para hacer avanzar el contenido digestivo que se queda estancado en el intestino delgado. Numerosas enfermedades pueden alterar este sistema como el Parkinson, la diabetes, el hipotiroidismo, la amilo dosis o la esclerodermia. Más recientemente, gracias a los trabajos del Dr. Pimentel, ha demostrado que , en una gastroenteritis, la mayor parte de las bacterias patógenas tienen la posibilidad de secretar una toxina llamada CDT (cytholethal distending toxin). Esta toxina va ha alterar al MMC que permite la limpieza natural de nuestro intestino. Nuestro sistema inmunitario en atacando a esta toxina, va ha , por confusión, generar anticuerpos contra nuestro “complejo motor migratorio”. Esto va a provoca progresivamente un enlentecimiento de las contracciones intestinales y favorecer para proliferación bacteriana (SIBO). Recientemente, existe un test sanguíneo (IBSchek) que permite confirmar este mecanismo explicando la aparición frecuente de un colon irritable después de una gastroenteritis. Este test es muy útil para diferenciar  un colon irritable clásico de un colon irritable pos infeccioso. Si el test es positivo indicará que el MMC  disfuncional de manera persistente y que el riesgo de SIBO es permanente.

¿Cuales son las causas del SIBO?

Es importante recordar que en el SIBO, no sirve de nada culpar a las bacterias mala, lo importante es de comprender la causa que ha permitido a ciertas bacterias proliferar. Vamos a pasar por encima los aspectos principales de este desplazamiento espontaneo de bacterias, porque me parece más importante de insistir sobre ciertas causas que pueden ser puestas en importancia para la modificación de nuestro estilo de vida.

Estrés y SIBO

Probablemente, muchos de los SIBO están favorecidos por el estrés. Se sabe que hay una fuerte conexión entre el cerebro emocional y los intestino. Si ponemos a alguien en una situación de estrés, se constata que sus microbios cambian de forma importante. Es verdad, el estrés puede favorecer el SIBO de múltiples maneras; por ejemplo, en un  estado de estrés crónico, existe una bajada de la inmunidad, lo que puede entrañar una proliferación de bacterias oportunistas. El estrés perturba igualmente nuestras secreciones gástricas. Eso favorece las malas digestiones, aumentando el riesgo de SIBO. El estrés igualmente esta acompañado de alteraciones de la motilidad intestinal como en el SIBO. Es por ello que para tratar el SIBO, una estrategia eficaz debe incluir una buena gestión de estrés.

El papel de los antibióticos

La prescripción masiva de antibióticos por pequeñas cosas, es probablemente una de las causas mayores de perturbación de nuestro ecosistema intestinal y del SIBO.

Los antibióticos son una de los mayores avances de la medicina occidental y han permitido salvar muchas vidas. Pero existe un problema de sobre prescripción.. Estudios recientes muestran claramente que los antibióticos son a menudos inútiles, ya que la mayoría de la infecciones son virales. Cuando se toman antibióticos mueren no solamente las malas bacterias responsables de la infección, igualmente también lo hace parte de las buenas bacterias. Necesitamos a las buenas bacterias para controlar a los intrusos, sino permitimos a las malas bacterias proliferar.

Debemos reflexionar y pensarlo 2 veces antes de mandar un antibiótico. Por otra parte, es importante recordar que nuestro mayor consumo de antibióticos procede del aporte de residuos de antibióticos en las carnes industriales que consumimos.

Falta de acidez en el estómago

Una creencia médica bien implantada es de creer que los síntomas de reflujos gastroesofágico son debidos a un exceso de ácidos, cuando en realidad, en la mayoría de los casos, se trata de una falta de ácido. Las sensaciones de quemazón no son debidas a demasiada acidez, sino al contacto de los ácidos gástricos con la mucosa del esófago. Este reflujo hacia el esófago es a menudo favorecido principalmente por un aumento de la presión intragástrica debido a la fermentación de bacterias a nivel del intestino delgado o del estómago. La celebre “hernia hiatal”, responsable, según los médicos del reflujo, no es más que un epifenómeno que favorece secundariamente el reflujo.

Es importante entender que la prescripción de antiácidos como los IPP no permiten tratar las causas del reflujo, solo los síntomas. Estos medicamentos van a permitir perpetuar los problemas gástricos. En efecto, necesitamos de un cierto nivel de acidez para activar correctamente nuestras enzimas digestivas y desnaturalizar ciertos alimentos. La llegada al intestino delgado de alimentos mal digeridos por la disminución de la acidez gástrica va a favorecer la proliferación bacteriana (SIBO), lo que es un problema en los niños que reciben cada vez más IPP (inhibidores de la bomba de protones)

¿Y el gluten?

La intolerancia al gluten esta igualmente en relación con el SIBO , Aunque no tengas una celiaquía, el gluten puede ser un problema. Hay un 7-29% de la población que es sensible al gluten.

¿Tiene usted sibo?

Hay varias maneras de despistar un SIBO.  El test logísticamente estimado de referencia, seria una endoscopia y coger liquido aspirado del intestino delgado. Es un test invasivo y poco efectivo.

El análisis de las heces para buscar gérmenes, no permite evaluar la actividad bacteriana del intestino delgado. Solo serviría para buscar una mala digestión, una inflamación (calprotectine) o detectar patógenos (parasitos,bacterias).

Test respiratorios, el método diagnostico más útil.

Las bacterias de nuestro intestino se nutren de ciertos azúcares complejos. Haciéndolo, producen diversos metabolitos gaseosos, de los que los más estudiados son el hidrógeno y el metano. Estos gases son en parte absorbidos por la pared intestinal y después son pasados a nuestra sangre y a nuestros pulmones, finalmente son exhalados en nuestra respiración. Medir el hidrógeno o el metano en nuestra respiración permite evaluar una fermentación intestinal excesiva (SIBO). La falta de una estandarización de estos test ha hecho que en 2017 se hiciera en USA un estándar biológico: Es necesario un aumento de más de 20 ppm para el hidrógeno de 10 ppm en caso del metano, 90 minutos después de la ingesta de lactulosa, para poder diagnosticar de SIBO. El examen esta precedido de una dieta pobre en hidratos de carbonos fermentables 24 horas antes. El día del TEST, en ayuna se registra el gas espiratorio a fin de medir el valor base de hidrógeno y metano. Después se da 10 g de lactulosa y se registra cada 20 minutos durante 3 horas la dinámica del gas. Es importante de testar los 2 gases, porque la mayor parte de las bacterias que se nutren de carbohidratos producen hidrógeno, pero del 8 al 27% de los pacientes que sufren de SIBO no sufren aumento de hidrógeno. En su lugar, producen metano en exceso.

Bien entendido, se puede ver en un SIBO un aumento de los 2 gases.

Actualmente , el test de la lactulosa en 3 horas, con registro del hidrógeno y del metano, es el más adecuado para el diagnostico del SIBO.

¿Mas bien hidrogeno o metano?

Es útil saber si el SIBO es un SIBO de predominancia hidrógeno o de predominancia metano.

En un intestino sano, los alimentos son digeridos y absorbidos por la pared intestinal para ir a la sangre. En el SIBO, las bacterias en excesos se precipitan sobre los hidratos de carbono para fermentarlos, produciendo así hidrógeno en exceso.

Sin embargo el intestino contienen otros diferentes organismos , incluida la archea, que se nutren de hidrógenos y que producen metano. Esto va a reducir la tasa de hidrógeno y dan la impresión de un test de hidrógeno negativo. Diversos estudios han mostrado que estas floras que producen metano en exceso no son buenas para nuestro intestino.

El problema principal del exceso de metano es el estreñimiento. Además, estas floras metano génicas aumentan la absorción de ácidos grasos volátiles y están ligadas a un aumento de peso y de riesgo de obesidad.

Diferenciar una fermentación de predominio hidrógeno o metano permite elegir mejor el tratamiento. Por ejemplo, muchas de las archeas que producen metano son resistentes a los antibióticos clásicos utilizados en el SIBO y es necesaria utilizar otras estrategias terapéuticas.

clinica medica badajoz cemam

Tratamiento natural del SIBO

El tratamiento del SIBO debe integrar varios aspectos para ser eficaz :

–          Desinfectar las bacterias patógenas o en exceso por plantas antimicrobianas

–          Utilizar una dieta adaptada

–          estimular la motilidad intestinales

–          evitar las recidivas y la ocupación de su intestino.

Plantas antimicrobianas ¿Funcionan?

            La medicina clásica se enfrenta al SIBO como a una infección clásica y propone la administración de antibióticos. Los más utilizados son la Rifamicina, la Neomicina o el Mitronidazol. La ventaja de los 2 primeros es que actúan principalmente a nivel del intestino y son poco absorbidos en la sangre. Son utilizados en curas de 10 a 14 días. A menudo, los resultados son relativamente buenos pero hay muchas recidivas, razón por lo que son utilizados de forma repetitivas. Parece un poco absurdo utilizar antibióticos cuando ellos son así mismo una causa de SIBO. Por supuesto que la gran ventaja de estos tratamientos es que permiten de reducir momentáneamente las bacterias responsables de los síntomas, pero se hará también en detrimento de las buenas bacterias, que sirven entre otras cosas para controlar a las malas. Este puede ser la razón de la decepcionante eficacia del tratamiento antibiótico , con recidiva de un caso cada 2.

Existe felizmente  alternativas a los medicamentos antibióticos, con planta antimicrobianas y aceites esenciales.

En el tratamiento del SIBO, hay ventajas por utilizar plantas en lugar de medicamentos.  En principio no hay problemas de resistencia, hay pocos efectos secundarios y ciertas plantas han mostrado una eficacia idéntica e incluso mejor que los antibióticos. Desgraciadamente, hay poca estudios serios sobre el efecto terapéutico en el SIBO de estas plantas antimicrobianas , en referencia a los múltiples estudios sobre los antibióticos. Esta claro que la industria farmacéutica prefiere invertir en medicamentos potencialmente más rentables como los antibióticos que en remedios naturales baratos.

Dieta adaptada para tratar el SIBO

            Las plantas o aceites esenciales son una alternativa a los medicamentos, pero no son la única solución para tratar el SIBO. Es necesario también corregir los factores subyacente que han permitido la instalación de esta proliferación bacteriana.

A menudo, los cambios de alimentación es una etapa esencial en el tratamiento del SIBO. Piense que las bacterias oportunistas adoran nuestro modelo alimentario occidental, rico en azúcar simple y en féculas. En el tratamiento del SIBO, en un primer tiempo es necesario de optar por una dieta que reduzca drásticamente los alimentos fermentables con el fin de  matar de hambre   a nuestras bacterias excesivas y permitir al intestino de restablecerse. Puede parecer extraño, cuando se sufre un SIBO, que los alimentos a menudos considerados como sanos y favorables para nuestro intestino, como los alimentos fermentables, de numerosos vegetales y frutas sean mal toleradas y deben ser evitadas.

Pero esto es necesario en un primer momento con el fin de permitir la reducción de las excesivas bacterias del intestino delgado. Existe probablemente varias dietas que se pueden utilizar en el SIBO, la más conocida y estudiada es la dieta FODMAP.

La dieta FodMap

            Esta dieta, durante un periodo más o menos largo, consiste en eliminar ciertos alimentos que  van a fermentar en el intestino para permitir al sistema digestivo de descansar. Los alimentos evitados serán enseguida re introducidos progresivamente.

¿Que son los FODMAP? Es el acrónimo que designa un conjunto de azúcares de cadena corta que están contenidos en ciertos alimentos. Estos azúcares, que no son absorbidos, resultan una excelentes nutrición para las bacterias que viven en nuestro intestino. A menudo estos azúcares de corta cadena son descritos como buenos para la salud. Son verdaderos prebióticos que favorecen el desarrollo de una flora intestinal sana. Sin embargo, en las personas que sufren de una proliferación bacteriana del intestino delgado, estos azúcares fermentables provocan un exceso de gas responsable de numerosos síntomas. La importancia de estos síntomas varían en función de la cantidad y del tipo de gas producido que , depende del tipo de bacteria y de su cantidad en el intestino. Los FODMAP están divididos en varios grupos de azúcares, sus principales orígenes son expuestos seguidamente.

Para ayudar a realizar vuestro menús, se puede  acudir a las lista de alimentos ricos o pobres en FODMAP, que se puede encontrar en las múltiples obras que se encuentran sobre esta dieta, tanto en internet o sobre aplicaciones telefónicas (Se aconseja  MonashUniversityLow FORMAP diet):

– F : Fermentable (Brócoli, cebolla….)

– O : Oligosacáridos (pan, paté, lentejas….)

– D: Disacáridos (leche, yogur, crema……)

– M: Monosacáridos (fructosa, sirope…)

– A : Y

– P: Polioles ( manzana, aguacate, edulcorantes….)

La dieta sin FODMAP se desarrolla en tres etapas. La primera elimina de su alimentación los alimentos ricos en azucares fermentables (FODMAP). La segunda consiste en reintroducirlos  progresivamente, con el fin de encontrar poco a poco una alimentación  equilibrada, conociendo vuestro umbral de tolerancia para los grupos de alimentos fermentables.

Etapa 1 : Una alimentación sin FODMAP .

            Para poder  constatar un neto mejoramiento de los síntomas, es necesario seguir una restricción alimentaria durante varias semanas, variando de un mínimo de 2 semanas a un máximo de 6 semanas en función de la importancia de los síntomas. Entre los alimentos que son ricos en FODMAP, es necesario quitar el ajo, la cebolla, la miel, la mayoría de las frutas, la lactosa, los cereales con gluten y las leguminosas.

Sin embargo, es importante de tener en cuenta que tal alimentación es desequilibrada y no debe ser prolongada más de 6 semanas sin opinión medica. Por otro lado, la falta de fibra en los pacientes le producen una modificación en su transito, con heces demasiado compactas. Es necesario controlar que la alimentación contenga un aporte suficiente de fibras, de 25 a 30 gramos por día. Ciertos alimentos tolerados tales como los kiwis, los frutos de la pasión, las frambuesas, las naranjas y las almendras entre otras, son ricas en fibras.

Etapa 2: La reintroducción progresiva.

            Esta segunda etapa consiste en reintegrar un alimento de cada grupo de azúcar afectada. Es una etapa muy importante, ya que permite distinguir los alimentos que  provocan todavía síntomas de aquellos que son bien tolerados por el paciente. Es capital, durante esta segunda etapa, que los pacientes lleven un diario de los nuevo alimentos introducidos y de los síntomas aparecidos. También es importante entender que los conceptos de cantidad y de frecuencia son muy importantes durante esta etapa de reintroducción.

¿Cuándo la dieta FODMAP, no funciona, es necesario ir más lejos?

La dieta FODMAP es el origen de una dieta principalmente puesta a punto para el colon irritable, aunque ella puede ser utilizada para el SIBO frecuentemente con éxito. Sin embargo, en las formas más severas de SIBO, puede no funcionar porque ella no restringe ciertas fuentes de glúcidos (Polisacáridos y Disacáridos) como los cereales sin gluten, vegetales feculentos y la sucrosa. Estos glúcidos frecuentemente, son bien absorbidos menos cuando el SIBO es muy importante. Pueden ser fermentados por el exceso de bacterias. Por ello para poder curar también debemos restringir estos glúcidos.

En este caso, es necesario preparar una dieta pobre en FODMAP y una dieta pobre en glúcidos, como la SCD (Specific Carbohydrate Diet) que esta más adaptada a un SIBO importante. La combinación de estas 2 dietas se llama “ The Sibo-Specific Diet”, que es aconsejada seguir alrededor de 2-3 meses y controlarse bien con los test respiratorios la normalización de gases antes de reintroducir progresivamente los alimentos fermentables. Existe varias aplicaciones informáticas para escoger estos alimentos. Sin embargo, es necesario ser seguido por un nutricionista competente en estas dietas.

Etapa 3:Estimular la motilidad intestinales

            En el tratamiento del SIBO, no se debe subestimar la importancia de la movilidad intestinal. Ya hemos visto , que una de las causas del SIBO , que un problema de movilidad puede ser la causa de la proliferación bacteriana.. Los alimentos que permanecen en el intestino delgado, más las bacterias pueden reproducirse y multiplicarse en el intestino delgado.  Hemos hablado de la importancia del MMC (migrating motor complex), se trata de un sistema de limpieza del intestino. Los movimientos propulsivos  producidos por el vago , permiten eliminar los residuos alimentarios no digeridos y las bacterias y dirigirlos al intestino grueso.

Para tratar el SIBO , es necesario a menudo estimular el MMC. El echo de tener diarrea no impide el estimular el MMC, porque la diarrea es a menudo una consecuencia de un estancamiento en el intestino delgado o de un problema de microbiota del intestino grueso.

No se debe confundir el MMC con el peristaltismo. El peristaltismo, se refiere a las contracciones musculares que permiten la progresión del bolo alimenticio en el tubo digestivo, funciona con el echo de comer, mientras que el MMC se activa cuando esta en ayuna. Al menos 2 horas después de comer, ayuda a evacuar los residuos alimentarios no digeridos. Al igual que la fase del sueño, hay 4 etapas en el MMC (dura alrededor de 1h45) con alternancia de etapas en calmas y de etapa de contracción más rápidas. Por ello es necesario de esperar de 3-5 horas entre comidas antes de volver a comer, con el fin de permitir al MMC hacer correctamente su trabajo. Recientemente hay un test sanguíneo que permite evaluar si el MMC   está crónicamente afectado. Se trata del IBS check. Este test evalúa 2 anticuerpo (antiCdtB y antivinculine). Su presencia indica que el MMC es disfuncionante (después de una gastroenteritis) y favorece también la recidiva del SIBO.

En efecto, desde que terminó la fase de dieta asociada a plantas antimicrobianas, es necesario preservar la mejor función de nuestro MMC; por ello es importante respetar ciertos consejos como :

– Gestionar el estrés que es un gran perturbador del MMC.

– No comer entre comidas. Esto permitirá al intestino limpiarse correctamente.

– dormir suficientemente.

– Probar la acupuntura para estimular la motilidad intestinal.

– Tomar una sustancia prokinética para estimular el MMC.

Etapa 4: Prevenir las recidivas y atender a su intestino.

            Después de haber tratado el SIBO, hay que ser consciente que las recidivas son frecuentes. Las estadísticas hablan de alrededor del 50% de recidivas a los 9 meses, esto después de un tratamiento de antibióticos. En efecto, no es suficiente con eliminar las bacterias patógenas o en exceso para curar. Además, repetir las curas con antibióticos no parece la mejor solución. Es necesario recordar que aún un tratamiento antibacteriano natural (con planteas, aceites esenciales) puede afectar igualmente a las buenas bacterias. Todas las investigaciones sobre la microbiota intestinal nos lo confirman, es necesario ,  recobrar un ecosistema intestinal equilibrado, con buenas  bacterias en cantidad suficiente. Desgraciadamente , tener una microbiota sana requiere mucho tiempo.

Los elementos importantes para no tener recidiva del SIBO y mejorar el estado del intestino :

* Reducir el estrés

* Adoptar una alimentación sana :Comer productos no transformados evitando sobretodo ,el exceso de glúcidos (pastas, féculas, azúcares). Lo peor que se puede hacer es tomar una alimentación occidental clásica rica en féculas (pastas, pizzas, fritos, pasteles, etc.) y de productos transformados. Adaptar al menos un régimen mediterráneo, si es posible sin gluten.

* Tenga una buena acidez gástrica : recordemos que una de las causas importantes que favorecen el SIBO es la falta de acidez gástrica. Alrededor del 60% de las personas que sufren de gastralgias y de reflujos tienen paradójicamente pronto una falta de acidez más que una hiperacidez. Una bajada de la acidez del estomago se acompaña de alimentos insuficientemente digeridos en el intestino delgado , favoreciendo la proliferación bacteriana con gas. La acumulación de este gas en el intestino delgado va a aumentar la presión intra-abdominal, lo que hace presión sobre el estomago, haciendo subir la acidez hacia el esófago. Para curar un SIBO, es primordial parar de tomar los antiácidos como los IPP.

* Ocuparse de su microbiota y de su mucosa intestinal : Mientras que el SIBO no este curado, se puede pensar que los probióticos son poco útiles, quizás nefasto. En efecto, se trata de bacterias vivas que se juntan a otras bacterias en exceso. Sin embargo, por experiencia, esto no siempre es verdad. Los probióticos  forman parte de las bacterias amigas. Reducen la inflamación intestinal y ayudan a matar las bacterias patógenas. La toma de probiótico, en general es aconsejable, incluso en la primera fase del tratamiento. Sin embargo, en la practica, ciertos prebióticos  suelen ser mal tolerados en SIBO que no están controlados (por ejemplo : Lactobacilos acidófilos). Puede ser necesario hacer test con diversos probióticos.

Preocuparse de su microbiótica consiste en tener una alimentación sana , de tipo mediterránea , evitando los alimentos ricos en azúcar, en harinas blancas y en alimentos transformados, en general son estresantes, se debe evitar los antibióticos (carnes bio) e introduciendo progresivamente, según se vaya tolerando, los alimentos fermentados ricos en probióticos naturales.

Protocolos complementarios para el SIBO

A.- El programa antimicrobiano alrededor de un mes.

     Es lo primero que hay que hacer para controlar la proliferación bacteriana., asociada con una dieta específica ya descrita (Fodmap.Sibo especificDiet). Propongo como ejemplo 2 protocolo posibles, el primero porque proviene de una de las más grande experta del mundo del SIBO y el segundo viene de una práctica que ya he testado sobre centenares de pacientes con éxito. Usted puede igualmente probar de mezclas de aceites esenciales si conoces terapeutas o farmacias formadas en aromáticas.

Protocolo 1 : He aquí los consejos de la  Dra. Allison Siebecker. Ha tratado a decenas de miles de personas que sufren de SIBO. Su recomendación : Una combinación de 1-4 plantas de las siguientes durante un mes:

–          ALLICIN (extracto de ajo concentrado sin Fodmap), la mejor estudiada y concentrada de las formula , es Allimed 450 mg, un comprimido 3 veces por día.

–          Aceite de Origan 150 mg, 2 comprimidos 3 veces por día

–          Complejo de Berberina : 2 comprimidos 3 veces por día, la formula más utilizada es la CandibactinBR (producto americano que se encuentra también en Francia).

Protocolo 2 : Es un protocolo propuesto por el Dr. Bruno Donatini que ha sido utilizado con éxito sobre numerosos pacientes. La eficacia es importante en las fermentaciones con Hidrógenos. Desgraciadamente este tratamiento no ha sido validado científicamente por estudios. Además . La dosificación de los compuestos no se indican. Yo puedo dar testimonio de la eficacia que he tenido con varios pacientes. Estos productos pueden ser solicitados en “Forêt et Nature. (sea prudente con el clavo para aquellas personas que padezcan de HTA).

–          Laetiporus TM (Tomillo, menta, Clavo), una dosis 2 veces al día en mitad de una comida, por ejemplo en el curso del desayuno o almuerzo.

–          Laetiporus OC (orégano, canela, clavo), una dosis una vez por sí, por ejemplo en la cena.

B.- La estrategia para mejorar la motilidad intestinal

Ya sabemos de la importancia de estimular la motilidad del intestino delgado afín de tratar y de prevenir el SIBO. Se puede comenzar tomando un proquinético al final del tratamiento antibiótico durante al menos 3 meses. Si hay una disfunción del MMC, debe tomar durante un largo periodo. Existen medicamentos prokinéticos en el mercado y que han sido estudiado en el SIBO. Se trata del Tegaserod (ZELNORM) y del Prucalopride (Resotran).

Estos medicamentos pueden ser eficaces pero no están libre de efectos secundarios.

Algunos nutricionistas utilizan igualmente  bajas dosis de Naltroxone o bajas dosis de eritromicinas (50 mg antes de acostarse). El uso de antibiótico , pero a muy bajas dosis a demostrado una capacidad de estimular el MMC. Como alternativa natural, los más estudiados son :

– El Iberogast : 20 gotas antes de acostarse o con las comidas.

– Ciertos probióticos han mostrado una capacidad de reforzar la fase 3 del MMC, se trata del Lactobacillus rhamnosus y del Bifidobacterium lactis.

– El jengibre, a buena dosis antes de acostarse.

– El Motilpro es más utilizado por los nutricionistas anglosajones (3 comprimidos antes de acostarse y ocasionalmente también 3 comprimidos entre comidas). Se trata de un producto que estimula la motilidad intestinal apoyando la neurotransmisión serotonigénica y colinérgica. Se encuentra entre otros el jengibre , el HTP (griffonia), de la Vit. B6 y de la acetilcarnitina.

C. Corregir sus déficit nutricionales.

Hemos visto que la función principal del intestino delgado es digerir y absorber nuestros nutrimentos y micro nutrimentos. Si el intestino esta afectado por el SIBO. Es probable que exista carencias nutricionales como la Vit. B12, hierro, etc. Además, las bacterias intestinales pueden interferir con las acción de las sales biliares y provocar déficit de vitaminas liposolubles (Vitaminas A,D,E). Las carencias deben se determinadas por las evaluaciones nutricionales. Si las carencias son importantes, será necesario corregirlas inmediatamente. A veces, la vía intramuscular permite evitar el paso por el intestino (Por ejemplo en la Vit. B12).

Si las carencias son moderadas, es preferible de intentar la mejora de la función del intestino tratando el SIBO.          

Deja un comentario